Inicio Recetas Rodajas de queso camembert al horno crujiente con mermelada

Rodajas de queso camembert al horno crujiente con mermelada

queso-camembert-al-horno

Las rodajas de queso camembert al horno crujiente con mermelada son un entrante clásico que se mete al bolsillo a los amantes del queso y el buen comer.

El queso empanado está lleno de contrastes, la fina capa de harina y maicena que cubre las rodajas logra que el queso no se desarme a la hora de freírlo y que se pueda disfrutar de un relleno fundido que se deshace con cada bocado. 

Las rodajas de queso se suelen servir como aperitivo o entrante, con una buena mermelada de fruta para repotenciar el sabor del queso, o como segundo plato acompañado de una ensalada variada para crear un maridaje de contrastes.

Empanado crujiente

Las rodajas de queso camembert están empanados en harina de trigo, almidón de maíz, agua y sal, una mezcla de ingredientes ideal para lograr una textura de diez. Al freír las rodajas de queso o cocerlas al horno toman una textura crujiente y un color dorado apetitoso por fuera, por dentro, el queso queda tierno logrando una fiesta de matices en cada bocado.

Queso y mermelada, una dupla infalible

La mermelada es el acompañante perfecto del queso, una combinación de sabores que no deja indiferente a nadie. Frutos rojos, melocotón, naranja o arándanos son algunas de las mermeladas más populares que combinan siempre bien, una apuesta segura para un aperitivo de contrastes.

Hoy prepararemos rodajas de queso camembert al horno con mermelada de arándanos rojos, esta preparación toma muy poco tiempo y tiene resultados muy exquisitos. El queso empanado lleva poco aceite ya que lo prepararemos al horno pero mantiene su corteza crujiente. Lo acompañaremos de una mermelada de arándanos rojos que combina ideal y tiene un color rojo encendido que abre el apetito de solo verlo.

Tiempo total30 mins

 6 rodajas de queso camembert empanado
 400 gr. arándanos rojos
 1 naranja
 300 gr. de azúcar

1

Precalentamos el horno a 200 ºC con calor arriba y abajo.

2

Lavamos los arándanos con abundante agua fría. Los escurrimos.

3

Ponemos un cazo a fuego medio y agregamos los arándanos rojos, exprimimos la naranja encima con mucho cuidado de dejarnos las pepas en el cazo.

4

Comenzamos a aplastar los arándanos para que vayan soltando sus jugos y se mezclen bien con el zumo de la naranja. Hay que tener cuidado de no aplastarlos tomos porque queremos que queden algunos enteros para decorar el plato y darle una presentación más rústica al servirlo.

5

Agregamos el azúcar y bajamos el fuego para que se vaya caramelizando por unos 20 minutos

6

En cuanto veamos que la mermelada comienza a burbujear, empezamos a remover la mezcla para que no se pegue ni se queme.

7

Cuando las burbujas hayan desaparecido notarás que la mezcla de arándanos rojos, azúcar y zumo de naranja va espesando hasta formar una mermelada con cuerpo y con mucho color.

8

Reservamos la mermelada y la dejamos enfriar a temperatura ambiente.

9

Mientras tanto, preparamos las rodajas de queso camembert empanadas para hornear.

10

Ponemos las rodajas de queso empanado sobre un papel para horno, las rociamos con hilos de aceite de oliva por los dos lados y las metemos al horno precalentado por entre 5 a 7 minutos, notaremos que adoptarán una textura crujiente y tono dorado por sus dos caras.

11

Servimos las rodajas de queso al momento para que al cortarlo el interior se mantenga tierno. Agregamos 2 cucharaditas de la mermelada de arándanos rojos al lado, decoramos con hojitas de menta y ya tenemos nuestro aperitivo o entrante listo para servir y disfrutar.

Ingredients

 6 rodajas de queso camembert empanado
 400 gr. arándanos rojos
 1 naranja
 300 gr. de azúcar

Directions

1

Precalentamos el horno a 200 ºC con calor arriba y abajo.

2

Lavamos los arándanos con abundante agua fría. Los escurrimos.

3

Ponemos un cazo a fuego medio y agregamos los arándanos rojos, exprimimos la naranja encima con mucho cuidado de dejarnos las pepas en el cazo.

4

Comenzamos a aplastar los arándanos para que vayan soltando sus jugos y se mezclen bien con el zumo de la naranja. Hay que tener cuidado de no aplastarlos tomos porque queremos que queden algunos enteros para decorar el plato y darle una presentación más rústica al servirlo.

5

Agregamos el azúcar y bajamos el fuego para que se vaya caramelizando por unos 20 minutos

6

En cuanto veamos que la mermelada comienza a burbujear, empezamos a remover la mezcla para que no se pegue ni se queme.

7

Cuando las burbujas hayan desaparecido notarás que la mezcla de arándanos rojos, azúcar y zumo de naranja va espesando hasta formar una mermelada con cuerpo y con mucho color.

8

Reservamos la mermelada y la dejamos enfriar a temperatura ambiente.

9

Mientras tanto, preparamos las rodajas de queso camembert empanadas para hornear.

10

Ponemos las rodajas de queso empanado sobre un papel para horno, las rociamos con hilos de aceite de oliva por los dos lados y las metemos al horno precalentado por entre 5 a 7 minutos, notaremos que adoptarán una textura crujiente y tono dorado por sus dos caras.

11

Servimos las rodajas de queso al momento para que al cortarlo el interior se mantenga tierno. Agregamos 2 cucharaditas de la mermelada de arándanos rojos al lado, decoramos con hojitas de menta y ya tenemos nuestro aperitivo o entrante listo para servir y disfrutar.

Rodajas de queso camembert al horno crujiente con mermelada
Compartir:

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *