Inicio Recetas Mariscos Pulpo a la brasa con patatas asadas y perejil

Pulpo a la brasa con patatas asadas y perejil

pulpo-a-la-brasa

AutorJet ExtramarCategoría

Pulpo a la brasa con patatas asadas y perejil, una receta sencilla con resultados asombrosos. Ideal para servir como aperitivo para compartir o plato principal estelar.

El pulpo a la brasa es una de los platos más populares en la gastronomía internacional por su exquisito sabor y textura. 

Para esta receta utilizaremos las patas de pulpo a la brasa Jet Extramar, un producto gourmet ideal para acortar tiempos de elaboración en vuestra cocina profesional. 

Patas de pulpo a la brasa

Las patas de pulpo a la brasa vienen cocidas y tiene un sabor y color muy gustoso, perfectas para descongelar y servir.

En esta oportunidad acompañaremos el pulpo con una guarnición de patatas asadas con una aceite espaciado con perejil y sal, una explosión de sabor en un solo plato.

Aperitivo exquisito y rápido

Aprovecharemos que las patas de pulpo vienen listas para descongelar y servir para lograr un aperitivo para compartir o un plato principal con un exquisito sabor a mar. 

Tiempo total25 mins

 4 patas de pulpo cocidas
 300 grs. de patatas de guarnición
 Chorro de aceite de oliva
 ½ cda. de perejil picado
 Sal en escamas
 1 chorrito de limón

1

Precalentamos el horno a 230 ºC.

2

Descongelamos las patas de pulpo sumergiendo el envase al vacío que las cubre, sin pincharlo, unos 30 minutos en un envase con agua hasta que las patas pierdan la textura del congelado.

3

Mientras tanto, preparamos las patatas. Lavamos las patatas muy bien ayudándonos de una esponja para quitarles los excesos de tierra de la piel ya que las cocinaremos sin pelarlas.

4

Secamos las patatas y las ponemos sobre una fuente de metal. Las rociamos de aceite de oliva virgen extra y sal.

5

Embadurnamos bien las patatas y las metemos al horno por unos 30 minutos.

6

Preparamos el aceite especiado. Mezclamos un buen chorro de aceite de oliva en un recipiente con el perejil picado y un chorrito de limón. Reservamos para emplatar.

7

Cuando el pulpo ya esté tierno, lo calentamos por un par de minutos en el microondas y lo pasamos a una fuente blanca.

8

Sacamos las patatas del horno y las vertemos en la fuente del pulpo.

9

Rociamos el aceite de oliva especiado con perejil y limón sobre las patatas y parte del pulpo y servimos al momento.

Ingredients

 4 patas de pulpo cocidas
 300 grs. de patatas de guarnición
 Chorro de aceite de oliva
 ½ cda. de perejil picado
 Sal en escamas
 1 chorrito de limón

Directions

1

Precalentamos el horno a 230 ºC.

2

Descongelamos las patas de pulpo sumergiendo el envase al vacío que las cubre, sin pincharlo, unos 30 minutos en un envase con agua hasta que las patas pierdan la textura del congelado.

3

Mientras tanto, preparamos las patatas. Lavamos las patatas muy bien ayudándonos de una esponja para quitarles los excesos de tierra de la piel ya que las cocinaremos sin pelarlas.

4

Secamos las patatas y las ponemos sobre una fuente de metal. Las rociamos de aceite de oliva virgen extra y sal.

5

Embadurnamos bien las patatas y las metemos al horno por unos 30 minutos.

6

Preparamos el aceite especiado. Mezclamos un buen chorro de aceite de oliva en un recipiente con el perejil picado y un chorrito de limón. Reservamos para emplatar.

7

Cuando el pulpo ya esté tierno, lo calentamos por un par de minutos en el microondas y lo pasamos a una fuente blanca.

8

Sacamos las patatas del horno y las vertemos en la fuente del pulpo.

9

Rociamos el aceite de oliva especiado con perejil y limón sobre las patatas y parte del pulpo y servimos al momento.

Pulpo a la brasa con patatas asadas y perejil
Compartir:

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *