Inicio Recetas Verduras Espinacas: una fuente de vitaminas y minerales

Espinacas: una fuente de vitaminas y minerales

entrada espinaca mini porciones

AutorJet ExtramarCategoría

Cuántas veces cuando eras niño en casa no te pedían que por favor terminarás todas tus espinacas, de seguro muchas, es que la espinaca es una fuente enorme de vitaminas y minerales necesarios para el cuerpo humano.

Aunque su sabor es bastante fuerte y hasta ligeramente ácido, esta planta (cultivada como verdura, por sus hojas comestibles) es ideal para incluir en cientos de recetas pues su principal ventaja es que puede ser consumida fresca, cocida o fritas, combinar con otros vegetales, con huevos, en sopas, cremas, salsas y mucho más.

Si deseas conocer mucho más sobre este singular y muy nutritivo alimento entonces sigue leyendo, te traemos mucha más información. 

Historia de la espinaca 

La espinaca es procedente del sudeste asiático, probablemente de Persia, pero fueron los árabes quienes en el siglo XI la trajeron a España y posteriormente se extendió por toda Europa, principalmente por Inglaterra, Francia y Holanda, más tarde llegó a América y se ha utilizado por siglos en cientos de preparaciones.

Tipos de espinaca

La espinaca es muy sencilla de identificar pues su hoja presenta un color verde un poco oscuro, de tonalidad uniforme y brillante que se une a la base de la planta mediante tallos largos. 

Esta planta puede llegar a medir hasta medio metro de altura, y cada una de sus hojas alcanzará aproximadamente hasta unos 20 cm de largo. Pero ¿sabías que existen dos tipos de espinacas?

Así es, existen dos tipos de espinaca estas son:

  • La de hoja lisa: Su consumo está extendido por todo el mundo, puede ser esta la más consumida, puedes encontrarlas frescas, enlatadas o congeladas.
  • La de hoja rizada: Este tipo de espinaca es más sencilla de encontrar en el mercado en verano pues suele comercializarse fresca. 

Beneficios de incluir la espinaca en nuestra dieta

Las espinacas son uno de los alimentos que debemos consumir casi de forma obligatoria pues es indispensable para mantener el buen funcionamiento del organismo gracias a los elementos nutricionales que aporta. Conozcamos entonces algunos de sus beneficios:

  • Aporta energía a tu cuerpo. Gracias a todas la vitaminas que este alimento incorpora a nuestro cuerpo te sentirás con mucha más energía y evitarás la anemia gracias a que está compuesta por vitamina A, C , B1, B2, K, niacina, B6, vitamina E, hierro, calcio, zinc y fósforo.
  • Su increíble acción antioxidante ayuda a mantener tu cuerpo sano y con buen funcionamiento. 
  • Ayuda a combatir el sobrepeso pues produce un efecto de saciedad saludable. 
  • Es una gran fuente de fibra, por lo que ayuda al correcto funcionamiento estomacal.
  • Preserva el buen funcionamiento cardiovascular manteniendo un flujo sanguíneo saludable que protege la salud del corazón.
  • Aumenta las defensas de tu organismo y desintoxicarlo con ayuda de la espinaca.

La espinaca y sus usos en la cocina 

Como lo hemos dicho anteriormente la espinaca es un alimento bastante funcional pues puede consumirse y combinarse de diferentes formas, por ejemplo:

Consumo  crudas

Este alimento es muy delicioso y nutritivo y puede consumirse crudo en ensaladas o zumos verdes nutritivos. Para hacerlo deberás higienizar muy bien, lavándolas con abundante agua y asegurándose que no quede rastro de tierra en ellas. Luego córtalas muy bien y agrégala en tus preparaciones. 

Consumo cocidas 

Aunque algunas personas dicen que cocer espinacas les resta contenido vitamínico es cierto que en esta presentación es mucho más deliciosa. Las espinacas pueden ser cocinadas al vapor, ser salteadas, incluidas en platos varios y hasta en postre, combinadas siempre con otros alimentos como el huevo, la carne de res, las pastas, etc. que las hacen lucir muy bien. 

 

 

Ingredients

 200 g de chistorra de Jet Extramar
 7 patatas grandes
 4 huevos camperos grandes
 Aceite de oliva extra virgen (para freír las patatas y los huevos)
 Sal al gusto

Directions

1

Lo primero que debes hacer es pelar las patatas y lavarlas muy bien con agua fría. Luego lo debes cortar en palitos de 30 cm cada uno aproximadamente.

2

Saca las patatas del agua y colócalas en papel absorbente, reserva por un momento.

3

Ponemos un sartén con aceite de oliva, cuando estés seguro de que el aceite esté bien caliente introduce las patatas, fríe aproximadamente de 10 a 12 minutos y cuando estén listas retíralas del sartén con una espumadera y colóquelas nuevamente en papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

4

Fíjate que las patatas queden en un punto exacto, no demasiado crujiente ni demasiado blando.

5

Retira la sartén del fuego y reserva el aceite para más adelante.

6

Comenzaremos ahora si a cocinar la chistorra y para finalizar los huevos.

7

Corta las chistorras en trozos del tamaño de tu preferencia, colócalas en un sartén con unas gotas de aceite y cocínalas a fuego medio durante 5 minutos.

8

Poco a poco el embutido soltará su propia grasa que permitirá que se cocine mejor.

9

Cuando estén listas retíralas del fuego y colócalas en papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Es el momento de comenzar a cocinar los huevos.

10

En una sartén limpia con abundante aceite comienza a freír los huevos sin que terminen de cuajarse (deja las yemas un poco líquidas). Para esta receta cocinaremos cada huevo por separado.

11

Llegó el momento de servir, coloca una porción de patatas en el plato (sazonar con sal al gusto), coloca sobre ellas el huevo frito y la chistorra. Listo, ¡a disfrutar!

Así como esta sencilla receta, son muchas las que puedes preparar con la chistorra de Jet Extramar, haz clic aquí para que conozcas más sobre nuestro producto. No esperes más y adquiere este producto en tu cocina y sorprende a tus comensales.

Espinacas: una fuente de vitaminas y minerales
Compartir:

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *