Inicio recetario Ragout de cierva

Ragout de cierva

En otoño, nada apetece más que la buena cocina de cuchara. Y es que esta estación, además de caracterizarse por ser época de caza, es bien reconocida porque las temperaturas por lo general descienden. Esto hace que, a la hora de visitar nuestro restaurante de confianza, tengamos cierta preferencia entre los platos calientes, de esos que nos recomponen el cuerpo y que nos dejan con buen sabor de boca.

Hablamos de platos como el ragout de cierva, una receta otoñal capaz de dejar sin aliento a cualquier comensal y capaz también de conseguir que repitan experiencia cuando te visiten a ti.

Descubre cómo preparar una receta de cuchara diez.

Ingredientes

– 1 kg carne de cierva cortada en dados de Jet extramar

– Ajos tiernos

– 2 puerros

– 3 zanahorias

– Aceite de oliva virgen

– Sal

– Pimienta

– 1 copa de coñac o brandi

– Vino tinto

Preparación

1.Primero que nada, utilizamos una cazuela o un bol donde verter el vino tinto, el romero, el tomillo y la carne de cierva. Lo dejamos reposar en la nevera o en un sitio fresco durante un día más o menos para que coja consistencia y adquiera el sabor.

2.Cortamos los ajos y el puerro en juliana. Pelamos y cortamos la zanahoria en rodajas.

3.Escurrimos la carne de cierva. Reservamos el caldo del marinado por un lado y la cebolla por otra para cuando hagamos la salsa.

4.En una cazuela en aceite de oliva virgen doramos la carne de cierva que habremos salpimentado previamente. Una vez dorada, la reservamos.

5.En el mismo aceite sofreímos la cebolla del marinado, los ajos tiernos, el puerro y la zanahoria. Lo ideal es dejar que se haga lentamente.

6.Una vez listo el sofrito, añadimos la carne, el vino tinto y la copa de coñac o brandi. Dejamos cocer todo a fuego lento hasta que esté tierno.

7.Finalmente, retiramos la carne, colamos la salsa y la dejamos reducir hasta que esté al punto y emplatamos.

¡Y a comer! Se quedarán maravillados.

 

ÚLTIMOS ARTÍCULOS