Inicio Blog Crujiente de chocolate blanco | Del envase a la mesa

Crujiente de chocolate blanco | Del envase a la mesa

crujiente de chocolate blanco

 

El chocolate lo encontramos en una gran variedad de recetas, siendo el preferido a la hora de elegir un postre y es que no hay menor manera que finalizar una agradable comida que con un dulce chocolate blanco.

Además, es un ingrediente clave en la preparación de cremas y ganaches, debido a que le aporta consistencia y mucho sabor a este tipo de preparaciones.

El chocolate blanco también puede ser utilizado para decoración y la elaboración de dulces, como es el caso de nuestro crujiente de chocolate blanco, cuya principal cobertura está hecha por este tipo de chocolate. 

Nuestro crujiente de chocolate blanco es una alternativa deliciosa para presentar a tus comensales un postre práctico y muy rápido de servir; además, es una increíble combinación de sabores que hará que tus comensales repitan.

Los postres son una excelente manera de amenizar un menú, dado que dan un toque dulce y agradable a una velada, y más si estos postres ofrecen una combinación de sabores única y muy atractiva. 

Y en este caso nuestro crujiente de chocolate blanco te ofrece justo eso, puesto que además de una cubierta de barquillo y chocolate blanco, también cuenta con un exquisito relleno de crema de maracuyá, dando el toque exótico que necesita tu carta de postres.

Crujiente de chocolate blanco de Jet Extramar 

El chocolate blanco es un ingrediente muy versátil, porque puede combinarse con una variedad de sabores distintos que van desde el chocolate negro hasta diferentes frutas, siendo en este caso el maracuyá la fruta elegida para este postre. 

El maracuyá, también conocido como “fruta de la pasión”, es una fruta tropical de sabor agridulce, muy utilizada en jugos y postres, como es en el caso del postre que te presentamos hoy, que su relleno es de crema de maracuyá.

Con nuestro crujiente de chocolate blanco nos encontramos dos texturas: un interior líquido y una cubierta crujiente de chocolate y barquillo.

Un excelente postre que podrás servir a tus comensales de manera sencilla, ya que solo tienes que dejar descongelar el producto y servir a temperatura ambiente. 

Se recomienda, una vez descongelado, no guardar en la nevera, mejor guardar en el congelador o a temperatura ambiente en un lugar seco.

Presentación de nuestro crujiente de chocolate blanco 

Para tener un buen catering no necesitas de mucho, solo debes contar con productos de calidad que tengan un sabor único y una presentación muy atractiva; y nuestro crujiente tiene eso y más. 

Cada uno de estos crujientes tiene un peso de unos 70 gr y viene en una presentación de una caja de 1,4 kg aproximadamente, donde encontrarás unas 20 unidades de crujientes listos para servir. 

Así que no lo pienses más y equipa tu menú con esta sabrosa opción de postre, y es que con ella facilitará mucho tu trabajo, puesto que no necesita una presentación extra. 

Si te has decidido y quieres llevar este producto a tu cocina, haz clic aquí y realiza tu pedido, créeme no te arrepentirás. 

ÚLTIMOS ARTÍCULOS